Mañana, las comunidades indígenas, campesinas y populares que marchamos motivados por la necesidad de que el gobierno resuelva de una vez por todas la conflictividad agraria, llegaremos al Organismo Ejecutivo, al Organismo Legislativo y a la Organismo Judicial a plantear nuestras demandas.

Nosotros no aceptamos migajas del gobierno, nosotros exigimos resolución inmediata a la histórica conflictividad agraria. Conflictividad que se puede resolver con voluntad política, con la aprobación de la iniciativa de Ley de Desarrollo Rural Integral, deteniendo los desalojos y respetando la decisión de los pueblos originarios, pueblos que han dicho No a la explotación minera, no a las hidroeléctricasy demás megaproyectos.

Nuestra lucha es legítima y no queremos fertilizantes o proyectos paliativos, exigimos la solución a nuestras demandas.

¡Porque cuando los de abajo nos movilizamos…los de arriba tiemblan!

Nosotras y nosotros, las mujeres y hombres campesinos, indígenas y ladinos pobres que unimos los pensamientos, corazones y lucha de cada uno y una, para hacerla una lucha colectiva y organizada que dio paso al nacimiento del Comité de Unidad Campesina, queremos enviar un saludo fraternal a las comunidades, pueblos, organizaciones y personas que a nivel nacional e internacional nos han acompañado en este caminar a largo de treinta y cuatro años.

Resultado del esfuerzo de miles de campesinos y campesinas que caminamos a largo y ancho de 214 kms. durante los nueve días que recorrió la marcha, sumado al acompañamiento y solidaridad dada por otros miles de hermanos y hermanas, y población en general, se alcanzaron importantes resultados iniciales a los planteamiento serios y concretos presentados a los alos tres poderes del Estado y el Ministerio Público, quienesaccedieron a reunirse, escuchar y responder a los mismos.

 

Hoy las comunidades indígenas y campesinas por la defensa del territorio, contra los desalojos y por el Desarrollo Rural Integral plantearon sus demandas al presidente de la República.

Nosotros queremos que se condone la deuda agraria que suman más de 300 millones de quetzales, queremos que deje de instalar al ejército en nuestras comunidades y que deje de criminalizar la lucha de los pueblos indígenas y campesinos. Nos oponemos a la explotación minera y a los desalojos, dijo al presidente de Guatemala, Daniel Pascual del CUC.

Nosotros nos comprometemos a recibirlos como se merecen y atender su demanda dijo el presidente. Pero las comunidades indígenas, campesinas y las organizaciones populares que acompañan esta movilización dijeron que si no resuelve la problemática que les afecta el pueblos seguirá en pie de lucha.

La marcha indígena, campesina y popular que inició el 19 de marzo en el parque central de Cobán, Alta Verapaz, no se detiene, sigue avanzando hacia la ciudad capital. Las demandas de las comunidades indígenas y campesinas tendrán que ser escuchadas por el gobierno el 27 de marzo.

¡Cuando los de abajo caminan…los de arriba tiemblan!

Artículos al azar

Síguenos en

Buscar

CUC TV

© 2017 Derechos Reservados - Comité de Unidad Campesina - CUC -