Este 9 de agosto de 2008, se conmemora, una vez más, el Día Internacional de los Pueblos Indígenas. Con tal motivo, el Comité de Unidad Campesina CUC eleva su voz, junto a nuestros hermanos y hermanas de Abya Yala para exigir nuestros derechos colectivos como pueblos indígenas, que incluye el derecho y control de nuestros territorios y recursos naturales, a mantener nuestra identidad cultural diferenciada, a vivir sin discriminación y sin la amenaza del genocidio y a tener acceso seguro a las tierras y los recursos esenciales para nuestro bienestar y nuestra forma de vida.

Durante siglos, nuestros pueblos han mantenido una relación estrecha con la Madre Tierra que nos da la vida, con los cerros y montañas; con los nacimientos de agua, ríos y lagos y con los distintos seres vivos que forman el universo del cual somos parte y que hemos cuidado desde hace muchas generaciones. Ahora todo lo que forma nuestro mundo se ve amenazado ante el apetito de las empresas extranjeras y nacionales, que apoyadas por los gobiernos nos están quitando lo que por siglos nos ha pertenecido.

El cultivo de caña y palma africana se está extendiendo por todos lados y se nos está arrebatando el agua y las tierras de nuestros abuelos; la exploración y explotación minera se adueña de las riquezas del subsuelo, arrasa con todo lo vivo que hay en el suelo y contamina el agua; la exploración petrolera destruye montañas y centros arqueológicos; la construcción de grandes represas inunda tierras productivas y de vivienda de comunidades indígenas; la construcción de grandes proyectos de carreteras y puertos para el paso de mercancías desde los Estados Unidos, se hacen encima de nuestros territorios; la invasión de las tierras de nuestros antepasados declarándolas áreas protegidas, es una forma “legal” de arrebatarnos lo que durante décadas hemos cuidado y nos convierte en “invasores” de nuestras tierras y las de nuestros antepasados. Las leyes del país no reconocen nuestra forma de vida, nuestro idioma, nuestras costumbres, ni nuestros derechos.

Ante todas estas amenazas los Pueblos Indígenas hemos levantado distintas formas de lucha para defendernos: protestas, manifestaciones, defensa de nuestros recursos naturales, consultas populares, memoriales, reuniones, etc. En lugar de respetar nuestros derechos se dan ordenes de captura y ahora en Guatemala, luchar por derechos colectivos, es un delito por el cual se nos persigue y se desata una campaña en los medios de comunicación que están al servicio de los ricos, acusándonos de terroristas, invasores y delincuentes. En contra de líderes y liderezas indígenas se hacen y ejecutan ordenes de captura, sin respetar el debido proceso y ahora incluso se persigue a los abogados y abogadas que actúan en nuestra defensa.

Denunciamos que el actual gobierno del señor Colom y sus funcionarios tienen un corazón doble y mentiroso. Por un lado ponen banderas que representan los colores de la cosmovisión maya, nombran “embajadores indígenas” y dicen tener rostro maya, y por el otro lado, se han puesto al frente de una ola de intervenciones militares y represión extrema contra las comunidades indígenas. Por primera vez desde la firma de los Acuerdos de Paz este gobierno que dice impulsar “tiempos de solidaridad” ha ordenado la ocupación y cerco militar de comunidades indígenas que luchan por defender su territorio; en escasos seis meses ha decretado dos estados de excepción y ha utilizado al ejército junto a la PNC para ejecutar desalojos de nuestras comunidades. Este es un gobierno represivo, racista y excluyente que hace uso de un discurso falso para ocultar la entrega de nuestras tierras y territorios a las empresas nacionales y extranjeras.

Este despojo junto al alto precio del combustible, los alimentos y los insumos agropecuarios para producir, nos está llevando a que aumente el hambre y la desnutrición. Desde hace unos 10 años Guatemala perdió la capacidad de producir sus propios alimentos, debido a la política que favorece la producción de productos agrícolas que se venden en el extranjero; mientras nuestras comunidades cada vez tienen menos tierra para sembrar el sagrado maíz y demás productos para nuestra alimentación.

Exigimos, junto a miles de nuestros hermanos y hermanas, que se respete la voluntad de nuestras comunidades que en casi 30 municipios han dicho NO a la minería y se reconozca que tenemos derecho a decidir sobre nuestras tierras y recursos tal y como lo hemos hecho en las consultas populares y comunitarias.

Es por estas razones que el Comité de Unidad Campesina llama, en este aniversario del Día Internacional de los Pueblos Indígenas, a que mantengamos y levantemos nuestra Resistencia; a organizarnos para defender a nuestra Madre Tierra que no se debe comprar ni vender, sino recuperar y defenderla; a preparar nuestras medidas de seguridad y autodefensa ante el aumento de la represión y a ir construyendo una fuerza organizada de comunidades y pueblos indígenas capaz de oponerse a los planes gubernamentales y de los ricos nacionales y extranjeros que están tratando de despojarnos nuevamente de nuestros territorios y todo lo que en ellos vive.

En este aniversario nos estamos movilizando y llamamos a las comunidades, familias y personas, indígenas y no indígenas a unirse y resistir, porque necesitamos alzar nuestra voz y defender nuestros territorios; para expresar nuestro rechazo a que la lucha por la defensa de la Madre Tierra la hayan convertido en un delito por el que nos persiguen; porque las políticas gubernamentales, el alto costo del combustible y la utilización de cada vez de más tierras para la producción de caña y palma africana ha elevado el precio del maíz y los productos de primera necesidad y porque necesitamos defender nuestra forma de vida y nuestra cultura.

Que todos se levanten, que se llame a todos, que nadie se quede atrás.

¡Viva el Día Internacional de los Pueblos Indígenas!

 
Iximulew, agosto 2008
 

Cabeza Clara, Corazón Solidario y Puño Combativo
de las y los trabajadores del Campo

 
COMITÉ DE UNIDAD CAMPESINA –CUC–
MIEMBRO DE CNOC, WAQIB’ KEJ, CLOC Y LA VIA CAMPESINA

 

Comunicado de la Coordinación y Convergencia Nacional Maya Waqib' Kej ante el Día Internacional de los Pueblos Indígenas:

Diferentes organizaciones nacionales, comunitarias y regionales hemos consensuado la movilización nacional ante el día Wuq'ub' K'at, (8 de agosto), para denunciar ante la opinión nacional e internacional, las atrocidades que seguimos enfrentando los pueblos indígenas por el Estado guatemalteco.

La Coordinación y Convergencia Nacional Maya Waqib' Kej, con la sabiduría de nuestras abuelas y abuelos, ante el Día Nacional e Internacional de los Pueblos Indígenas, indicamos que este día para nuestros pueblos es de resistencia y denuncia frente a las nuevas agresiones del neoliberalismo encabezado por los Estados Unidos en alianza con las oligarquías y burguesías nacionales que han venido saqueando las riquezas de nuestros pueblos, ante ello:

 
DECLARAMOS:
 
  1. El Estado guatemalteco que surge del sistema colonial sigue apropiándose de nuestros Territorios, desalojando comunidades, encarcelando a líderes y lideresas que defienden sus tierras y territorios. Esta la social democracia está al servicio de terratenientes que pretenden expandir el monocultivo para los agro-combustibles utilizando nuestras semillas ancestrales los cuales son nuestro principal alimento y que nos ha dado la vida por miles de años, es un Estado que responde a los intereses de las transnacionales que a través de la instalación de los mega proyectos violenta nuestro medio ambiente y nuestro forma de vida.
  2. Los sistemas de justicia instalados son de carácter racista, excluyentes y al servicio de los grupos de poder; no responde a las necesidades y las realidades de las comunidades y de los Pueblos Indígenas, ya que aun no se ha juzgado ante los tribunales a los autores intelectuales del plan de contrainsurgencia, así como a los funcionarios corruptos que se enriquecen de los impuestos del pueblo, en tanto a los lideres comunitarios son llevados a la cárcel bajo las acusaciones de Terroristas.
  3. El Estado en sus múltiples intentos de mantener la opresión a los Pueblos Indígenas ha ido justificando sus acciones represivas y racistas de exclusión y miseria, dejando una historia sangrienta, de genocidio y destrucción.
  4. Nuestros pueblos son milenarios con cultura, formas de organización política, económicas, salud, educación propias las cuales se basan en el respeto, de reciprocidad y complementariedad, nuestros símbolos son parte de esa gama de construcción cultural, no son objetos de cosificación y Folklorización tal y como lo han hecho los gobiernos de turno, y este gobierno.
  5. Reiteramos nuestra postura de defensa de la Madre Naturaleza, quien nos nutre y alimenta…nos cobija; no permitiremos su agresión tal y como lo realizan, en base a la imposición, las empresas de extracción minera. Sabemos bien que los daños son irreversibles, lo que la Naturaleza ha construido al rededor de millones de años, no se puede y no se debe destruir, pues son bienes no renovables y como humanidad estaríamos generamos nuestra propia destrucción. nos hemos opuesto rotundamente a la explotación a través de las consultas comunitarias, aun cuando el Estado las considere no vinculantes.
 
NUESTRA POSTURA POLÍTICA:
 
  • Nuestra oposición a las políticas del gobierno, que dice llamarse socialdemócrata y "en tiempos de solidaridad", ha generado en contra de las comunidades indígenas, las cuales son de represión, manipulación, de despojo y saqueo.
  • La manipulación que hace el gobierno al nombrar a un embajador maya, que solo representa los interese de los grupos de poder y la folklorización estatal.
  • Que los dos Estados de prevención impuesto en las comunidades permite a las fuerzas de seguridad actuar con toda impunidad, es la repetición de la contrainsurgencia practicada en los últimos años donde se comete uno de los peores genocidios del siglo XX en América.
  • Que la especulación de los precios del petróleo y de los productos de primera necesidad, son para castigar a pequeños productores, no así con los empresarios quienes beneficiados de subsidios del Estado.
  • La violencia racista de los Estados en complicidad con los multimillonarios del mundo.
 
EXIGIMOS:
  • El respeto a las decisiones comunitarias, en relación a la minería, hidroeléctricas y monocultivos, pues están avalados y reconocidas en el Convenio 169, en La Constitución Política de la República de Guatemala y la Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas.
  • Acciones inmediatas para contrarrestar el alto costo de vida, la hambruna, desnutrición, muertes, persecución, terrorismo al que nos tienen sometidos como Pueblos Indígenas.
  • Desmilitarización de las comunidades indígenas.
  • La no criminalización de la labor de los abogados que acompañan a las comunidades en defensa de su territorio.
 
Al pueblo en general:
  • Hacemos el llamado a organizarnos y defender nuestros derechos como ciudadanos, trabajadores, hombres y mujeres ya que sobre nosotros cae el peso de la actitud entregista del Gobierno.
  • A rechazar las imposiciones y alertar ante las acciones violentas del Gobierno contra de los pueblos indígenas, de la sociedad en general y de la madre naturaleza.
 

Contra el alto costo de vida, contra la represión y en defensa de la madre naturaleza

Pueblos y nacionalidades indígenas de la resistencia al poder

 

COORDINACIÓN Y CONVERGENCIA NACIONAL MAYA WAQIB' KEJ

El Comité de Unidad Campesina, CUC, alerta de un desalojo violento a partir del lunes cuatro de agosto de 2008. Manifiesta a la población de Coatepeque, a la comunidad nacional e internacional sobre la Movilización, ocupación policial y militar de gran magnitud ante la incapacidad de la Corporación Municipal de buscarle una salida negociada y de las medidas represivas del Estado, anunciadas en los diferentes medios de comunicación, escritos, radiales y televisivas contra los pequeños comerciantes del mercado 1, 2 y 3, avenidas y Terminal de buses, y divulgadas por las autoridades municipales.

Al mismo tiempo fueron notificados el personal del centro de salud, hospital regional, IGSS, Cruz Roja, bomberos voluntarios y municipales para estar en alerta máxima de lo que pueda suceder en el momento del desalojo; así también fueron notificados los establecimientos educativos y alumnado en general para que suspendan las clases, estas acciones indican de la forma en que actuarán en contra de la población.

El Comité de Unidad Campesina, CUC manifiesta su total rechazo hacia el desalojo represivo y responsabiliza a las autoridades municipales, al Ministerio de Gobernación, Ministerio de la Defensa y al Ministerio Público y demás fuerzas de seguridad de lo que pueda suceder a la integridad física de la población en general y de los comerciantes. El desalojo anunciado es parte de las políticas económicas neoliberales de privatización de los pequeños comerciantes, quienes únicamente han exigido sus derechos de asegurar el acceso de la población a los alimentos básicos a un costo bajo.

Demandamos que se detengan estos planes represivos y el diálogo entre comerciantes y autoridades municipales para lograr acuerdos que beneficien a la población más pobres.

Un llamado a las organizaciones nacionales e internacionales para que se pronuncien ante estas medidas represivas que únicamente generan terror para proteger los intereses de los grandes empresarios y de organismos internacionales financieros.

 

¡A mayor represión - mayor organización!

Cabeza Clara, Corazón Solidario y Puño Combativo, de las y los trabajadores del Campo.

COMITÉ DE UNIDAD CAMPESINA –CUC–
MIEMBRO DE CNOC, WAQIB’ KEJ, CLOC Y LA VIA CAMPESINA

La Coordinación y Convergencia Maya Waqib' Kej convoca a Movilización Nacional el 8 de agosto en el marco del día de los pueblos indígenas el 9 de agosto:

La Coordinación y Convergencia Nacional Maya Waqib’ Kej, ante la sociedad guatemalteca manifestamos que en coordinación con El Consejo de los Pueblos del Occidente, Plataforma Agraria y otras organizaciones de diferentes regiones de nuestro territorio, convocamos a una Movilización Nacional para el día 8 de agosto en conmemoración del Día Internacional de los Pueblos Indígenas.

Dicha movilización tiene por objetivo exigir al Estado accionar contra el alto costo de vida, respeto a nuestras tierras y territorios y el respeto a las consultas de las comunidades de diferentes municipios que se oponen a la explotación minera y los mega proyectos.

En los albores del siglo XXI, las evidencias del racismo que mantiene y ejecuta el Estado de Guatemala en contra de los pueblos indígenas se manifiesta en la utilización de símbolos mayas, la militarización y violación de los territorios al permitir acciones de bandas paramilitares que se movilizan impunemente como fuerzas de ocupación promoviendo el terror.

El Estado deslegitima a las autoridades indígenas tal como el caso de San Juan Sacatepéquez, quienes se oponen a la fábrica cementera y que por ello se llegó al nivel de quebrar La Vara, símbolo de autoridad, acción que va en contra de los Pueblos Indígenas que ya no nos dejamos manipular por el Estado.

El peso de la explotación y el empobrecimiento cae en las espaldas de los pueblos indígenas y de la sociedad en su conjunto; tal y como el encarecimiento de los artículos de primera necesidad, maíz, fríjol, pan, abono, transporte extra-urbano, energía eléctrica, medicina, gas propano, gasolina y vestuario.

Aunado a esta situación de mayor empobrecimiento, este gobierno que se hace llamar social demócrata sigue con su plan represivo en contra de la sociedad civil, especialmente a líderes comunitarios los cuales son perseguidos, secuestrados, reprimidos y encarcelados. Las demandas sociales son tildadas de terrorismo; para el gobierno el “buen” indígena es el que no cuestiona las injusticias o avala la entrega de nuestra Madre Tierra para la explotación en beneficio de los ricos nacionales y extranjeros.

 

El día de hoy, 1º. de Julio, cuando varias comunidades campesinas se concentraban para realizar una manifestación en Telemán, Alta Verapaz, en protesta por el ataque que sufrieron el 30 de junio en la Finca El Recuerdo en donde salió herido un compañero, alrededor de las 9 de la mañana, los señores Withman y Guillermo Urrutia, gerente de la empresa Chabil Utzaj S.A. desenfundaron sus armas y dispararon contra los campesinos y campesinas que se concentraban pacíficamente en la salida de Telemán a Panzós.

Los miembros de la guardia de seguridad de este señor igualmente dispararon y secuestraron a las compañeras María Martín Domingo y Fabiana Ortiz Sales, miembras del Comité Nacional del CUC y las tienen encerradas en una casa con un portón de madera de color amarillo ubicada a la par de la gasolinera Texaco en la salida de Telemán y están tratando de capturar a Rafael González, coordinador de CNOC y Aparicio Pérez, ambos miembros del Comité Nacional del CUC.

Responsabilizamos a los señores Withman y Urrutia y a sus guardias paramilitares por los compañeros y compañeras que hayan salido heridos en el indiscriminado ataque que realizaron y por el secuestro de las compañeras anteriormente mencionadas.

Llamamos a la solidaridad nacional e internacional a pronunciarse ante este hecho.

 

Para enfrentar el hambre: Ocupar, Resistir y Producir

Cabeza Clara, Corazón Solidario y Puño Combativo
de las y los trabajadores del Campo

COMITÉ DE UNIDAD CAMPESINA –CUC–

MIEMBRO DE CNOC, WAQIB’ KEJ, CLOC Y LA VIA CAMPESINA

 

Artículos al azar

Síguenos en

Buscar

CUC TV

© 2017 Derechos Reservados - Comité de Unidad Campesina - CUC -