EL ROSTRO DE LA AGRESIÓN, EL RACISMO Y LA IMPUNIDAD

Imprimir

 

 

 

El día de ayer, 12 de octubre, cuando cientos de mujeres y hombres, indígenas y campesinos, convergían el la zona central de la ciudad capital, para manifestarse por la defensa de la Madre Tierra y el Territorio, el motorista de la foto intentó abrirse paso amenazando con disparar a las y los manifestantes. Divulgamos su rostro y esperamos que con la misma celeridad con la que las autoridades tramitan los desalojos en contra de comunidades campesinas, ahora capturen a este agresor.

Esta actitud no fue la de la mayoría de los guatemaltecos y guatemaltecas, pero algunos, como el de la foto, con una actitud racista y prepotente sacó una pistola y pretendió que se le dejara pasar.

La actitud firme y serena de nuestros compañeros y compañeras que no se dejaron atemorizar, permitió que la manifestación continuara su paso.