RAMIRO CHOC CONDENADO A OCHO AÑOS EN PROCESO INJUSTO

Imprimir
Ramiro Choc es recibido por campesinos q'eqchi's, Puerto Barrios, 26 de marzo 2009
 

El 26 de marzo, el compañero campesino q'eqchi' Ramiro Choc fue sentenciado a ocho años de carcel por el tribunal de justicia de Puerto Barrios, Izabal.

Ramiro Choc, quien ha mediado y acompañado a comunidades q'eqchi's de Livingston en su lucha por las tierras de sus abuelos, fue detenido sin las garantías debidas, enjuiciado y sentenciado en un proceso que a todas luces muestra cómo el organismo de justicia se presta al servicio de terratenientes para reprimir a las comunidades indígenas que defienden sus tierras.

Previo a la sentencia, las comunidades q'eqchi'es de Encuentro Campesino denunciaron las declaraciones racistas y discriminatorias emitidas el 24 de marzo por el fiscal distrital del Ministerio Público, Eliseo Quiñones Villagrán, quien afirmó que las comunidades indígenas son violentas y que las poblaciones indígenas son invasoras.

En su declaración el 26 de marzo, Ramiro Choc se referió a los ataques y violencia sufridos por las comunidades q'eqchi'es de Livingston, y a las acusaciones en contra de los pueblos indígenas que defienden sus territorios:

"Yo vengo a hacer una sensibilización. A mis hermanos indígenas se les está culpando de invasores, de destructores del medio ambiente. A mis hermanos presentes acá, yo les hago la pregunta: ¿Quién tiene las montañas? ¿Quién tiene los ríos? Nuestros hermanos indígenas. ¿Quién tiene ahora los terrenos devastados? Los hermanos finqueros."

El vocero del Comité de Unidad Campesina -CUC-, Aparicio Pérez, hizo un llamado a dar todo el apoyo necesario a las comunidades de Livingston en su lucha por la tierra y para la liberación de Ramiro Choc:

 

"La lucha que están impulsando por la defensa de su territorio es justa, ante el amenaza del poder económico y de las transnacionales. Vamos a continuar con la lucha hasta lograr la libertad de nuestro compañero Ramiro Choc.

No es posible que estén condenando a líderes quienes han desempeñado un trabajo importante en la sociedad, principalemente en las comunidades de Livingston, Izabal. Nosotros estamos condenando enérgicamente esta decisión.

Como organización hacemos el llamado a las demás organizaciones, a la solidaridad internacional, a las organizaciones de derechos humanos también, para que se verifique el procedimiento que se dio para tomar esta decisión, porque quieren seguir criminalizando las luchas y las protestas de los movimientos."

A continuación se presenta un video reportaje del organismo judicial, donde Ramiro Choc declaró su inocencia.