“YO NO LE PIDO POR MÍ SEÑORA JUEZA, LE PIDO POR LA JUSTICIA EN EL PAÍS, POR LA PLENA VIGENCIA DE LOS DERECHOS HUMANOS”

Hoy, se realizó la audiencia de admisibilidad o inadmisibilidad del incidente de declinatoria por incompetencia, derivada de la querella presentada por Ricardo Méndez Ruiz de la Fundación Contra el Terrorismo en contra de Daniel Pascual Hernández, coordinador general del Comité de Unidad Campesina -CUC-.

Este proceso judicial, en contra de Pascual Hernández, inició a principio del año 2013, por supuestos delitos de difamación, calumnia e injuria en contra de Méndez Ruiz.

 

El proceso se encuentra en la fase de audiencias para decidir la admisibilidad o inadmisibilidad, ya que el 30 de junio del año en curso, la defensa de Pascual Hernández, presentó una recusación en contra la jueza II del Tribunal Duodécimo de Sentencia Penal, argumentando que el caso debe conocerlo un tribunal de imprenta, ya que es derivado de opiniones dadas a conocer a la prensa por parte del coordinador general del CUC.

Los argumentos por los cuales se pide la declinatoria de la jueza II del Tribunal Duodécimo de Sentencia, los recalcó Pascual Hernández en 4 minutos con 20 segundos. A continuación transcribimos la intervención del dirigente indígena y campesino.

Efectivamente, una de las conclusiones que yo tengo, es que ésta querella definitivamente es para limitar mis funciones como Defensor de Derechos Humanos.

En su momento puedo comprobar que efectivamente he jugado un papel, en estos últimos 20 años, de velar y exigir el pleno respeto a los Derechos Humanos.

Entiéndase, no solo el derecho a la vida, la integridad física, sino que también lo referido a los derechos colectivos de los pueblos indígenas, que ya están consignados en nuestra legislación, porque el Convenio 169 de la OIT, ya hace parte de nuestra legislación, señora jueza, en donde efectivamente se reconocen todos aquellos derechos colectivos de los pueblos indígenas, como el Derecho a su Tierra, a su Territorio, al Agua y a sus Recursos Naturales, y su derecho de dar su consentimiento previo y consiente, sobre permitir o no, el ingreso de empresas o instituciones en su territorio.

Precisamente la denuncia presentada en mi contra es sobre uno de estos casos, en donde yo sufriera un atentado, el cual me provocó y me vi en la necesidad de hacer una conferencia de prensa. Es en esta conferencia de prensa en donde se toma la “prueba” que supuestamente sustenta que yo acuso al querellante (Méndez Ruiz).

Yo no hice ninguna acusación, no solo en esa conferencia, sino, en ningún otro lado. Lo que hice precisamente, es el pleno ejercicio del derecho de libre emisión del pensamiento y expresión.

Entonces automáticamente, lo que quiero decirle señora jueza, es que yo no estoy buscando una estrategia dilatoria a que éste caso sea tratado o juzgado por un tribunal, sino, que lo que estamos exigiendo, plenamente, es que no solo se cumpla el debido proceso, sino, que sea totalmente apegado a las leyes del país, ya que según nosotros, plenamente, estamos convencidos, y lo podemos argumentar en su momento, que esto solo lo puede tratar y abordar un tribunal de imprenta como lo establece la Ley, en vista no solo de mi función como defensor de derechos humanos, sino también por las pruebas que adjuntan a este caso, que es una entrevista tomada de un noticiero televisivo de nuestro país.

Entonces sería un error garrafal procesar a un defensor de Derechos Humanos por la vía penal, habiendo un procedimiento establecido en ley que es el tribunal de imprenta.

En este sentido, es que nosotros creemos que al juzgarme a mí, Daniel Pascual, defensor de derechos humanos, defensor de derechos indígenas, por la vía penal estaríamos poniendo en grave riesgo, la situación jurídica de muchos defensores de derechos humanos, ya sean indígenas o no indígenas, ya sean hombres o mujeres, sindicalistas o no.

Este es uno de los argumentos que estamos dando a conocer acá, y esperamos que nos den la oportunidad, que lo establece la ley, de argumentar no solo verbalmente, sino, por escrito esta situación.

Yo no le pido por mí, señora jueza, le pido por la justicia en el país, por la plena vigencia de los Derechos Humanos, que si usted puede NO conocer este caso y pedirle al tribunal que si corresponda de que lo conozca.

Esa sería mi opinión señora jueza, le agradezco bastante y creo que el país se lo va a agradecer mucho.

Después de escuchar la intervención de Daniel Pascual Hernández, la juzgadora fijó una nueva audiencia para el 28 de septiembre del año en curso, en donde la parte querellante hará su contraposición a lo planteado por la parte querellada.

HELIX_NO_MODULE_OFFCANVAS