Lamentamos el fallecimiento del Señor Exembajador Máximo Cajal

Imprimir

Lamentamos profundamente el sensible fallecimiento del Señor Exembajador de España en Guatemala Máximo Cajal. Por lo que expresamos nuestras condolencias a su esposa, Beatriz de la Iglesia, su familia, amigos, amigas, a los funcionarios y al Embajador de España en Guatemala, Manuel Mª Lejarreta Lobo.

Al Señor Cajal lo recordamos con mucho cariño y aprecio. Fue víctima y el único sobreviviente de las 37 personas que murieron calcinadas en la masacre de la Embajada de España en Guatemala el 31 de enero de 1980. Sus testimonios por videoconferencia vertidos para la Audiencia Nacional de España y para el juzgado Undécimo Penal de Guatemala, fueron aceptados como “pruebas anticipadas”, por lo que se constituyen en medios valiosos para que la masacre de la Embajada de España en Guatemala no quede impune y se castigue a los responsables de este hecho que el mismo Señor Exembajador lo denominó “una película de horror”, con lo que ilustra el sadismos y la brutalidad con que actuaron las fuerzas represivas del gobierno guatemalteco contra campesinos y estudiantes que pacíficamente tomaron la Embajada de España en Guatemala.

Las organizaciones y el pueblo guatemalteco recordamos y valoramos con mucha admiración la profunda solidaridad y el espíritu pacificador con que el Señor Máximo Cajal contribuyó a la resolución de conflictos económicos, políticos y sociales, carácter necesario para enfrentar un contexto de terrorismo de Estado que se libraba contra las comunidades indígenas y el campesinado empobrecido, durante la década de los años ochentas.

¡¡Máximo Cajal vive siempre en nuestra memoria y su lucha por la justicia, es también nuestra lucha!! 

Fundación Rigoberta Menchú Tum, FRMT

Comité de Unidad Campesina, CUC

Familiares y Desaparecidos de Guatemala, FAMDEGUA

Coordinadora Nacional de Viudas de Guatemala, CONAVIGUA

 

Guatemala, 3 de abril de 2014