Paraná, acoso sistemático

Imprimir

Fotografías: Comisión Peticionaria de las Medidas Cautelares a la CIDH a
favor de 14 comunidades desalojadas en el Valle del Polochic. Reflejan el
resultado del desalojo extrajudicial llevado a cabo el 10 de agosto en Paraná.

Las familias que habitan en la comunidad Paraná, Panzós, Alta Verapaz están sufriendo constantes amenazas de muerte y agresiones verbales departe de guardias de seguridad de la empresa Chabil Utzaj que pretende apropiarse de unas 500 hectáreas de tierra ubicadas en el Valle del Polochic, para la siembra de caña de azúcar.

 

Ayer (2 de noviembre), líderes comunitarios de Paraná denunciaron que unos 13 hombres armados y acompañados por cuatro agentes de la Policía Nacional Civil llegaron a la comunidad a amenazar a las campesinas y los campesinos que se encontraban cuidando el resto de sus humildes viviendas destruidas el26 de octubre de este año.

Ese mismo día, fueron amenazadas de muerte dos compañeras voluntarias, una de ellas es médico de profesión yse encontraban evaluando la salud de las familias que habitan a la orilla de la carretera que pasa frente a la finca Paraná, después de haber sido desalojadas el 19 de marzo.

El resultado de la evaluación médica es que la niñez corre el riesgo de padecer paludismo, pues algunos de ellos presentaron esos síntomas. Por otro lado se prevé un aumento en la desnutrición para los próximos días.

Anteriores agresiones

El 10 de agosto estas familias fueron víctimas de ataques armados por los mismos guardias de seguridad deChabil Utzaj. En esa ocasión resultaron heridos tres campesinos. A lo anterior debe sumarse el asesinato de la compañera Margarita Che, ocurrido el 4 de junio, cuando dos sujetos que viajaban en una motocicleta dispararon al cuerpo de la compañera.

Esperamos que las fotografías que les presentamos a continuación describa mejor la situación de vida de estas familias.

Fotografías: Raquel Arreaga, tomadas el 26 de octubre en la comunidad Paraná, justo cuando fueron desalojadas las familias y amenazadas de muerte por guardias de seguridad
y cuadrillerosde la empresa Chabil Utzaj, en presencia de agentes de la Policía Nacional Civil que brindan seguridad a la empresa, más no a las campesinas y campesinos.