INGENIO CHABIL UTZAJ PRETENDE DESALOJAR EXTRAJUDICIALMENTE A CAMPESINOS KEKCHI’S

Imprimir

 

 

El Comité de Unidad Campesina-CUC apoyando a la comunidad de San Miguel Cotoxja, amenazada de desalojo extrajudicial el 1 de julio de 2010. Un grupo de más de 300 efectivos de la seguridad privada del ingenio Chabil Utzaj para desalojar a mujeres y niños, famílias humildes y pacíficas. Este es el uso desproporcionado de la fuerza que los empresarios y finqueros ejercen contra el pueblo, algo inadmisible que no debemos permitir.

Según denuncias de comunitarios que tienen posesionadas 7.5 caballerías de la Finca San Miguel Otoxja del Municipio del Estor, Izabal, el Ingenio Chabil Utzaj, responsable de múltiples desalojos, disparos contra campesinos, amenazas y agresiones, pretende desalojarlos la noche de este 30 de junio de las tierras que tienen posesionadas debido a que hace 5 años fueron despedidos sin el pago de sus prestaciones laborales correspondientes.

 

Los miembros de esta comunidad también han denunciado que el Sr. César Montes ha estado presionando a la empresa para que actúe prontamente ya que de lo contrario será él quien actuará.

 

Las familias que se encuentran en esas tierras son mozos colonos y extrabajadores que hace 5 años fueron despedidos sin ninguna explicación ni el pago de sus prestaciones laborales después de años de trabajar en la misma. A lo largo de estos años han estado planteando que en pago de sus prestaciones se les adjudique la tierra, pero hasta la fecha no han recibido ningún tipo de respuesta.

 

Las y los campesinos que hacen esta denuncia pertenecen al Consejo Indígena Campesino Tezulutlán.

 

Alertamos a las organizaciones indígenas y campesinas, así como de derechos humanos y a la opinión pública nacional e internacional estar atento ante la amenaza de una nueva violación a los derechos humanos por parte del Ingenio Chabil Utzaj.

 

Comité de Unidad Campesina

CUC

 

Cabeza Clara, Corazón Solidario y Puño Combativo

de las y los trabajadores del campo.

 

 

30 de junio de 2010.

 

 

Las familias de San Miguel Cotoxja viven en condiciones humildes, reclaman sus derechos y el acceso a la tierra que hasta ahora les han negado. Quienes les niegan el futuro, a quienes no les importa el futuro de estos niños, están violando los derechos humanos, derechos fundamentales que no pueden ser pisoteados por empresarios despiadados.