IMPORTANTE VICTORIA INTERNACIONAL FRUTO DE LA RESISTENCIA DE LOS PUEBLOS INDÍGENAS DE GUATEMALA

Imprimir

 

 

En una importante resolución del pasado mes de febrero, la Comisión de Expertos en aplicación de convenios y recomendaciones de la Organización Internacional del Trabajo -OIT- y el reciente 12 de marzo del 2010, el Comité para la Eliminación de la Discriminación Racial de la ONU establecieron que el gobierno de Guatemala no respeta los derechos colectivos de los Pueblos Indígenas al no ser consultados en los procesos de exploración y explotación minera; exigen la suspensión de las operaciones mineras y reconocen que se han dado graves violaciones en San Juan Sacatepéquez, Guatemala y Sipakapa y San Miguel Ixtahuacán, San Marcos.

 

Estas resoluciones se suman a la emitida por la Corte de Constitucionalidad en los últimos meses del 2009 donde ampara a los pobladores de San Juan Sacatepéquez en su exigencia que se consulte a las comunidades afectadas.

 

De esa cuenta, con una resolución de la Corte de Constitucionalidad y dos resoluciones de organismos de Naciones Unidas, el gobierno de Guatemala y las empresas nacionales y transnacionales están obligados a suspender sus operaciones en los territorios de los pueblos indígenas de Guatemala.

 

Estos logros han sido fruto de la organización, movilización y resistencia que han mantenido las comunidades de San Juan Sacatepéquez, Sipakapa y San Miguel Ixtahaucán, en defensa de sus territorios.

 

Las trabajadoras y trabajadores del campo, organizados en el Comité de Unidad Campesina – CUC – saludamos estas victorias y reafirmamos nuestro compromiso de continuar luchando junto a nuestros hermanos y hermanas indígenas de las comunidades afectadas por las empresas nacionales y transnacionales.

 

Exigimos al gobierno de Guatemala la inmediata suspensión de las operaciones y el retiro de las empresas mineras de todos los territorios que históricamente han pertenecido a los pueblos indígenas de Guatemala. Con firmeza demandamos del gobierno que en lugar de acciones demagógicas donde dice respetar a los Pueblos Indígenas, cumpla las resoluciones de los organismos de Naciones Unidas y con el artículo 46 de la Constitución que establece que en materia de derechos humanos, los tratados y convenciones aceptados y ratificados por Guatemala, tienen preeminencia sobre el derecho interno.

Asimismo exigimos a las empresas nacionales y transnacionales responsables del saqueo y despojo que retiren sus garras de nuestras tierras y territorios.

Llamamos a todas y todos nuestros hermanos y hermanas indígenas y a todos los guatemaltecos y guatemaltecas que con dignidad se oponen al saqueo de richachones y empresas transnacionales, a elevar los niveles organización y resistencia para defender y recuperar nuestros territorios.

En la lucha por la defensa de la Madre Tierra, llamamos a “que todos se levanten… que ningún grupo se quede atrás de los demás.”

 

La Madre Tierra No se Compra Ni se Venden

Se Recupera y se Defiende

 

Cabeza Clara, Corazón Solidario y Puño Combativo

De las y los Trabajadores del Campo

 

Comité de Unidad Campesina

- CUC -


13 de marzo de 2010.