PROCLAMA POR LA DEFENSA DE LA MADRE TIERRA, EL TERRITORIO Y POR LA CONSTRUCCIÓN DEL BUEN VIVIR

Las comunidades y organizaciones en diferentes regiones del país nos estamos manifestando porque cada día que pasa, las empresas nacionales y extranjeras nos están arrebatando la Madre Tierra, el agua y demás recursos que necesitamos para vivir.

La siembra de caña y palma africana nos está quitando la tierra para sembrar nuestro maíz y nos arrebatan el agua para nuestras comunidades. Las empresas mineras, cementeras y petroleras contaminan el agua y nos sacan de nuestros territorios; las grandes hidroeléctricas como la de Xalalá y otras, inundan nuestras comunidades y nos desalojan de los lugares donde nuestras comunidades y nuestros antepasados hemos vivido. Los lugares que siempre hemos cuidado ahora son declaradas áreas protegidas, nos desalojan y se las entregan a empresas para que hagan negocio con ellas.

Cuando defendemos a nuestra Madre Tierra y nuestros derechos, nos acusan de terroristas, de invasores, de delincuentes o de desestabilizadores, acusaciones que son divulgadas por los medios de comunicación al servicio de los empresarios; giran ordenes de captura en nuestra contra, lanzan cientos de policías y soldados para perseguirnos y nos meten a la cárcel como ha sucedido con Abelardo Curup, Faustino Camey, Porfirio Díaz, Efraín Díaz y Ramiro Choc, que son los Presos Políticos de este Estado que deja libre al corrupto, a los políticos y empresarios ladrones, a los grandes narcotraficantes, pero persigue a los pobres que reclaman sus derechos

Muchas veces hemos elevado nuestra voz en nuestras comunidades para pedir, demandar y exigir que ¡ YA BASTA ! que ya no queremos más despojos; que no estamos dispuestos a entregar los bienes de la Madre Naturaleza a un grupito de empresas para que se enriquezcan y nos dejen los ríos, los nacimientos de agua y el suelo contaminado; que tenemos dignidad y no nos vendemos. Pero ante nuestro clamor hemos encontrado oídos sordos de los poderosos, de los gobiernos y más aún, de las empresas nacionales y extranjeras.

Por eso en este día, queremos hacer llegar nuestra palabra a nuestros hermanos y hermanas del campo y las ciudades para decirles que nuestro clamor y nuestra lucha es por la Vida y la Dignidad, no solo de nosotras y nosotros, sino por la Vida y la Dignidad de todas y todos los guatemaltecos. Porque el agua, los bosques, ríos, lagos, plantas, animales que hemos cuidado nosotros y nuestros antepasados son para estás y las futuras generaciones, pero ahora, cada vez más, las empresas nacionales y extranjeras se están adueñando de todo eso.

A las mujeres y los hombres del campo y las ciudades venimos a decirles que digan con nosotras y nosotros que ¡YA BASTA!, que no queremos que pasen encima de nuestras decisiones y que se respeten la voz que hemos expresado en las Consultas Comunitarias y que con toda claridad ha dicho: No más empresas mineras que únicamente saquean nuestra Madre Naturaleza.

Pedimos que se unan a nuestra voz de rechazo y condena a las políticas de militarización, represión y criminalización de nuestras comunidades y que termine la persecución de hermanos, hermanas que han resistido a la imposición de empresas nacionales y transnacionales saqueadoras de la Madre Tierra.

Queremos que escuchen nuestra palabra y nuestro pensamiento y junto a nosotras y nosotros exijamos el retiro inmediato de la cementera de “Cementos Progresos” del territorio de San Juan Sacatepéquez; del “Proyecto Minero Marlín” en San Miguel Ixtahuacán, San Marcos; que se suspendan las licencias de explotación minera de la empresa Guatemala Cooper S.A. en las Montañas de Santa María Xalapán, Jalapa y en muchos otros lugares donde sin nuestro conocimiento municipalidades o funcionarios de gobierno están entregando nuestro territorio y nuestros recursos.

Hermanos y hermanas del campo y las ciudades, unámonos para rechazar las intenciones del Congreso de la República de beneficiar a las empresas nacionales y extranjeras por medio de la reformas de la ley de Minería y la Ley de Aprovechamiento y manejo sostenible de los Recursos Hídricos; exijamos el retiro de las empresas mineras, cementeras, hidroeléctricas y petroleras que operan en las diferentes regiones y la anulación de cualquier ley o licencia que les permita a las empresas contaminar, despojarnos de nuestros territorios o pasar por encima de nuestra voluntad.

Es necesario una transformación profunda del Estado y las leyes donde la principal guía sean los derechos de los pueblos y las personas, así como la relación armónica con nuestra Madre Naturaleza que nos permita un buen vivir y no las medidas como las que está impulsando el grupo Proreforma, que con un barniz de supuesta participación, que hará más excluyentes y antidemocrático éste Estado.

Nuestro corazón y solidaridad está con el Pueblo Hondureño que ha desarrollado combativas jornadas de lucha y resistencia ante el golpe de estado y la represión desatada por los militares, en complicidad con la oligarquía y los políticos de derecha. Los Pueblos de Latinoamérica y El Caribe debemos unir y coordinar nuestras fuerzas para que en Honduras y cualquier otro país, incluyendo Guatemala, queden clausurados para siempre los golpes de estado.

Nuestro caminar y nuestra voz se alza en esta ocasión por la defensa de la Madre Tierra y el Territorio y por la construcción del Buen Vivir, por eso junto a nosotras y nosotros digamos:

¡ SÍ A LA JUSTICIA, LA VIDA Y LA DIGNIDAD ¡

Comunidades de San Juan Sacatepéquez, Comunidades de Zona Reina del Ixcán
Comunidades Q’eqchís de Encuentro Campesino, Livingston Izabal
Consejo de Pueblos de Occidente,
Comunidades Xinkas de Santa María Xalapan
Coordinación y Convergencia Nacional Maya Waqib’ Kej,
Coordinadora Nacional de Organizaciones Campesinas – CNOC -
Comité de Unidad Campesina – CUC -

Artículos al azar

Síguenos en

Buscar

CUC TV

© 2017 Derechos Reservados - Comité de Unidad Campesina - CUC -