A un año del cambio de gobierno, ya queda claro que en Guatemala las cosas no cambiarán si no es por el esfuerzo propio de los Pueblos.

Los grupos de poder que se turnan frente al Estado siguen defendiendo los intereses de un pequeño grupo económico, incumpliendo con su deber constitucional de velar por el bien común de la población.

Los Pueblos indígenas somos testigos de cómo el Estado ha impulsado el saqueo de nuestro territorio por empresas transnacionales que extraen riquezas para el exterior, pero dejan nuestras tierras y recursos naturales en deterioro y nuestros pueblos afectados por la contaminación del ambiente.

La cosmovisión de los Pueblos indígenas nos enseña que el agua, la Madre Tierra y su subsuelo son bienes colectivos de los pueblos, elementos sagrados del universo y nuestras fuentes de vida. Es por eso nos hemos opuesto a los megaproyectos de empresas transnacionales impuestos con complicidad gubernamental. Hemos protestado bajo el marco de legislación nacional e internacional, advirtiendo de las consecuencias de la explotación minera, petrolera y la construcción de grandes hidroeléctricas, para ésta y las próximas generaciones.

Mientras tanto, el gobierno ha optado por la protección de intereses de los poderosos: En San Juan Sacatepéquez, el gobernante declaró estado de excepción y ordenó una ocupación militar del territorio kaqchikel para proteger la cementera de la familia Novella. En Livingston, Izabal, la reivindicación del derecho a la tierra por los q’eqchi’s fue reprimida por fuerzas policiales, quienes asesinaron al campesino Mario Caal Bolón con toda impunidad. Igualmente, con el pretexto de combatir el narcotráfico, se instalan nuevos destacamentos militares en los municipios, los que sirven luego para reprimir protestas sociales.

El Estado guatemalteco ha mostrado ser un estado fallido y obsoleto, dominado por poderes oscuros e incapaz de proteger a sus ciudadanos por su afán de beneficiar a los mismos ricachones de siempre Ante esta situación los pueblos indígenas hemos decidido retomar el camino a nuestra autodeterminación y reconstruir los mecanismos de decisiones comunitarias. Ya se han realizado consultas comunitarias en más de veintidós municipios de Huehuetenango y San Marcos, resultando cada una de ellas en un rechazo rotundo a la presencia de las empresas mineras. Sin embargo, la única respuesta del Estado ha sido la calificación de las consultas como “no vinculantes”.

Manifestamos que las consultas comunitarias es la reivindicación de una democracia participativa construida desde las comunidades, donde se toman en cuenta a todas y todos, ancianos, jóvenes, indígenas y mestizos. No necesitamos leyes para que nuestros pueblos hagan uso de su razón en sus territorios, deliberan entre ellos y toman la decisión que requiera el bien común.


Por lo anteriormente expresado:

  • Reafirmamos que las consultas comunitarias son la expresión legítima de la decisión de los pueblos indígenas y por lo mismo vamos a basar nuestras actuaciones en estas decisiones. Si el Estado no las reconoce, solo seguirá aumentando las condiciones de conflictividad.

  • Exigimos el respeto al territorio, y que no se construyan grandes hidroeléctricas que benefician a un pequeño grupo mientras dejan comunidades desalojadas, con tierras inundadas y sin ningún beneficio. Igualmente rechazamos los proyectos mineros y petroleros que dañan al ambiente.

  • Ante el estado fallido, reivindicamos nuestro derecho a la autodeterminación como pueblos indígenas en nuestros territorios, basándonos en nuestra cosmovisión maya y reconstruyendo la democracia desde nuestra organización comunitaria.

  • Asumimos el compromiso como pueblos indígenas de defender y proteger las riquezas de la Madre Tierra, velando por los bienes colectivos.
  • Rechazamos la política represiva contra las comunidades y la remilitarización del campo en tiempos de paz, bajo pretextos de protección de propiedad privada y combate al narcotráfico, mientras los funcionarios corruptos y delincuentes están tranquilamente en sus casas.

 

¡POR EL DERECHO A LA VIDA!
DEFENDAMOS LA DIGNIDAD, LA MADRE TIERRA Y NUESTRO TERRITORIO



Cabeza Clara, Corazón Solidario y Puño Combativo
de las y los trabajadores del Campo

COMITÉ DE UNIDAD CAMPESINA –CUC–
MIEMBRO DE CNOC, WAQIB’ KEJ, CLOC Y LA VIA CAMPESINA

Organizaciones de la Coordinación y Convergencia Nacional Maya Waqib' Kej, la Asamblea de Pueblos de Occidente y los Consejos Departamentales de San Marco y el K'iche' realizan hoy manifestaciones en todo el país para protestar por las constantes violaciones contra sus derechos indivuales y colectivos como derechos indígenas.

Las manifestaciones se realizan en Huehuetenango, el K'iche', Izabal y en la Ciudad de Guatemala donde el presidente brinde su primer informe anual al Congreso de la República.

Las comunidades indígenas y campesinas se han declarado en defensa de sus territorios contra las amenazas por la presencia de empresas transnacionales y la instalación de minas y hidroeléctricas que dejan en deterioro la naturaleza.

 

Manifestantes ante el Congreso de la República, 14 de enero 2009

 

Foto: Manifestantes ante el Congreso de la República, 14 de enero 2009

En Livingston marchan campesinos de Encuentro Campesino, y han sido ocupados los edificios de CONAP y de CECON.

En Huehuetenango se movilizaron miembros de las organizaciones de la Asamblea Departamental por la Defensa de los Recursos Naturales, el Comité de Unidad Campesina, la Coordinadora Maya Mam y la Asociación de Mujeres Mama Maquín. Más de cuatro mil personas realizaron una manifestación que culmina ante la Gobernación Departamental, donde se entrega una declaración de defensa del territorio al gobernador.

Igualmente, en Santa Cruz del Quiché realizaron una concentración en la entrada a la ciudad, para luego marchar hasta la Gobernaciòn para entregar la declaración de defensa de los territorios indígenas.

También en el Quiché, miles de campesinos han bloqueado el tramo carretero que da acceso a los municipios de Cunén y Uspantan, para protestar contra la construcción de una hidroeléctrica.

La Red de Organizaciones e Instituciones Mayas del departamento de El Quiché, Guatemala, C. A. integrada por entidades no gubernamentales y gubernamentales de las Comunidades Lingüísticas Mayas: K’iche’, Ixil, Sakapulteka y Uspanteka del departamento de El Quiché. Después de múltiples reflexiones, análisis y con el espíritu de contribuir a un ambiente de armonía confraternización y solidaridad con la Academia de Lenguas Mayas de Guatemala. Nuevamente una de las instituciones del pueblo Maya, ha sido objeto de políticas ideológicas, discriminatorias y racistas por parte del monopolio televisivo privado guatemalteco, en contra del canal televisivo TV Maya proyectado como el único medio de comunicación e imagen de Guatemala concesionado a favor de la Academia de Las Lenguas Mayas de Guatemala -ALMG-. Ante este acontecimiento, nos preocupa estos actos que atentan contra los derechos de los pueblos indígenas, hoy más que nunca debemos demostrar la unidad, la cooperación y los principios de solidaridad entre los pueblos, de ninguna manera compartimos la desunión y seguir con el desplazamiento y eliminación de las voces de nuestros pueblos que hace mas de quinientos años han sido opacados.

Desde el lugar sagrado de Q’u’ma’rkaj, del pueblo Maya K’iche’, ubicado en el departamento de El Quiché, a la opinión pública, nacional e internacional declaramos lo siguiente:

1. Enfatizamos que la cosmovisión y espiritualidad del Pueblo Maya, se fundamenta en la conceptualización y configuración del cosmos y el entorno, que orientan las relaciones armónicas del ser humano con todos los elementos de la Madre Naturaleza y es el vínculo del ser humano con las energías trascendentes del universo. Elementos que han sido tergiversados y desacreditados en distintos medios de comunicación a nivel nacional.

2. Desde la visión y sabiduría de nuestro pueblo milenario y la necesidad de difundir los elementos culturales y espirituales desarrollados por nuestras abuelas y abuelos para una vida digna y equilibrada. Vedarnos el derecho de promocionar estos principios y valores en los distintos medios de comunicación especialmente en el medio televisivo impide el desarrollo de nuestro pueblo por el monopolio televisivo guatemalteco, que solo evidencian una vez más la discriminación y exclusión hacia los pueblos indígenas de Guatemala, ocupándose a satisfacer su ambición y el afán de acumulación ilimitada de bienes materiales que está provocando un desequilibrio generalizado y que afecta a los pueblos indígenas y a toda la humanidad.

Por lo expuesto, exigimos:

1. Al monopolio televisivo privado y a los 104 diputados del Órgano Legislativo guatemalteco, propiciar el diálogo y respeto a la Academia de las Lenguas Mayas de Guatemala, creada mediante Decreto Legislativo 65-90 y a sus autoridades electas democráticamente por las 22 Comunidades Lingüísticas Mayas.

2. Que cese la información promovida en contra de la Academia de las Lenguas Mayas de Guatemala por el lanzamiento del canal televisivo TV Maya, ya que tergiversa la realidad histórica, filosófica, política, social y económica de esta entidad Maya. Además solo evidencia la ambición, la envidia, la mentira, el crimen organizado, la ingratitud y la ignorancia del monopolio televisivo como lo reza el Sagrado Libro Popol Wuj en el Wuqub’ qak’ix -Las siete vergüenzas del ser humano-.

3. Que no se manipule a nuestras hermanas y hermanos Mayas para la defensa de los que siempre han tenido el poder económico e ideológico racista en nuestro país.

POR TANTO:

1. Solicitamos al Presidente Constitucional de la República de Guatemala Ingeniero Álvaro Colom Caballeros, vetar la Ley de Frecuencia Televisiva Canales 9 y 4 Legislativa, 5 y 12 de Televisión Maya amparado por el Decreto Legislativo 67-2008 por violar el derecho a la comunicación del Pueblo Maya de acuerdo a las leyes nacionales y convenios internacionales a favor de pueblos indígenas y asignar el presupuesto de funcionamiento de TV Maya que hasta la fecha no cuenta con ningún presupuesto directo.

Por la justicia social, el derecho a la información y la promoción de los valores culturales y espirituales del pueblo Maya,

NO AL MONOPOLIO TELEVISIVO PRIVADO EN GUATEMALA

Santa Cruz del Quiché, Julajuj Kawuq, 11 de noviembre de 2008

 

RED DE ORGANIZACIONES INSTITUCIONES MAYAS DEL DEPARTAMENTO DE EL QUICHÉ

ALCALDÍA INDÍGENA CHICHICASTENANGO.
APRODEZA
ASOCIACIÓN CRISTIANA GUATEMALTECA A.C.G
ASOCIACIÓN DE ANCIANOS
ASOCIACIÓN DE ANCIANOS, SAN ANDRÉS SAJCABAJÁ
ASOCIACIÓN DE DESARROLLO INTEGRAL MAYA B’ELEJEB’ B’ATZ’. ADIMBA
CARITAS DIOCESANA PASTORAL SOCIAL.
CEDES
CENTRO CULTURAL Y ASISTENCIA MAYA CCAM.
COMITÉ DE UNIDAD CAMPESINA. CUC.
COMUNIDAD LINGÜÍSTICA MAYA K’ICHE’, ACADEMIA DE LENGUAS MAYAS DE GUATEMALA
ASOCIACIÓN POR NOSOTRAS IXMUCANE.
COMUNIDAD LINGÜÍSTICA MAYA SAKAPULTEKA, ACADEMIA DE LENGUAS MAYAS
COMUNIDAD LINGÜÍSTICA MAYA USPANTEKA, ACADEMIA DE LENGUAS MAYAS
CONIC
COORDINADORA DE ASOCIACIONES PARA EL DESARROLLO INTEGRAL DEL
DEPARTAMENTO DEL QUICHE. CADIQ.
COORDINADORA DE ORGANIZACIONES DE DESARROLLO INTEGRAL CASODI.
COORDINADORA NACIONAL DE VIUDAS DE GUATEMALA. CONAVIGUA
COPREDEH
DEFENSORIA DE PUEBLOS INDÍGENAS Y DE CAPACITACIÓN Y FORMACIÓN DE LA PDH.
DEFENSORÍA INDÍGENA
DEFENSORIA INDÍGENA CHICHICASTENANGO
DEFENSORÍA MAYA
ENLACE QUICHÉ.
ESCUELA NORMAL BILINGÜE ENBIK
FUMDESI.
FUNDACIÓN PARA EL DESARROLLO SOCIAL Y ECONÓMICO FUNDADESE.
FUNDACIÓN RIGOBERTA MENCHU
GRUPO DE APOYO MUTUO. GAM.
JEFATURA TÉCNICA ADMINISTRATIVA DEPARTAMENTAL DE EDUCACIÓN BILINGÜE INTERCULTURAL DIGEBI.
MÉDICOS DESCALZOS.
MOJOMAYAS
OXLAJUJ AJPOP
RED NACIONAL DE JÓVENES, RENOJ
UTZ K´ASLEMAL

El Comité de Unidad Campesina CUC, condena el vil asesinato del Licenciado Armando Donaldo Sánchez Betancourt, ocurrido el día martes 23 del presente mes por varios impactos de bala que le acertaron desconocidos que después del hecho se dieron a la fuga. Esto sucedió a pocas cuadras de su bufete en la ciudad de Coatepeque a esos de las 11:00 horas.

El Licenciado Sánchez era muy conocido por la población de Coatepeque, fue asesor de la Coordinadora Nacional de Organizaciones Campesinas CNOC, y del Comité de Unidad Campesina CUC, asesoró a varios grupos de trabajadores del campo y en la actualidad asesoraba a la Coordinadora de Comerciantes de las calles y avenidas de la ciudad de Coatepeque, en la cual llevaba el caso de la demanda contra la corporación Municipal, por los abusos de autoridad y prepotencia para obligar a los vendedores a trasladarse al Metamercado, donde varios estudios realizados constan que no hay condiciones básicas y de salubridad en el área.

En su calidad de asesor, también realizo denuncias ante varias instituciones del estado sobre la problemática del metamercado y denunció públicamente a los Diputados por el Departamento de Quetzaltenango, por la injerencia en las tomas de decisiones del Alcalde Municipal de Coatepeque y su corporación y porque algunos de ellos están implicados en cuestiones anómalas en la construcción de dicho Metamercado.

El asesinato del Lic. Armando Sánchez sienta un precedente nefasto para la sociedad guatemalteca, pues de esta forma se cierran los espacios para la búsqueda de solución de los conflictos a través del dialogo y la legalidad, privilegiándose la violencia y la represión.


Ante estos hechos demandamos lo siguiente:

Al Ministerio Publico, su pronta investigación de este hecho criminal y otros ocurridos para que no queden en la impunidad.

Al Gobierno central, levantar el estado de prevención, que no garantiza la seguridad ciudadana, al contrario causa terror en la población y se violan los derechos humanos.

Al ministerio de ambiente que agilice la entrega de los estudios realizado sobre la situación del metamercado.

Al Procurador de los Derechos Humanos su pronunciamiento de condena ante este hecho criminal.

Hacemos un llamado a las organizaciones nacionales e internacionales a pronunciarse por este vil hecho y represivo por parte de grupos interesados de desestabilizar el estado de derecho y querer resolver conflictos por la vía violenta.

 

¡A mayor represión, mayor organización!



Cabeza Clara, Corazón Solidario y Puño Combativo
de las y los trabajadores del Campo

COMITÉ DE UNIDAD CAMPESINA –CUC–
MIEMBRO DE CNOC, WAQIB’ KEJ, CLOC Y LA VIA CAMPESINA

Vamos al Grano
Juan Carlos Pirrir, Pablo Sigüenza, y Raquel Vasquez en el lanzamiento de la campaña.
Parque Central, Ciudad Guatemala, 20 de noviembre 2008.
 
 

DOCUMENTO DE POSICIÓN

Vamos al Grano
 

 

 
 

Hace apenas 25 años, Guatemala producía todo el maíz para el consumo humano, industrial y animal. Había una importante producción nacional de arroz y aunque marginal, había producción nacional de trigo.

 
 
 
 

Hoy somos un país altamente dependiente de las importaciones de granos básicos y estamos supeditados a las variaciones de los precios internacionales, lo que pone en riesgo el bienestar y la vida digna de todos los guatemaltecos y guatemaltecas. La tortilla, el pan y demás alimentos de la canasta básica suben de precio a merced de lo que pasa a nivel internacional y no de lo que acá puede producirse. Los procesos de apertura comercial potenciados por la vigencia del Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos han desprotegido la producción nacional de granos básicos al permitir la entrada de cereales a menor precio subsidiados en Estados Unidos.

En Guatemala existe la capacidad y el conocimiento de hombres y mujeres para retomar el papel abastecedor desde la pequeña producción campesina. Pero es necesario que el Estado cumpla con sus obligaciones con las y los guatemaltecos y en especial con lo/as campesino/as quienes han alimentado a Guatemala por muchos años. No debemos olvidar que el 51% de la producción de maíz se genera en parcelas de menos de 5 manzanas, según datos de la FAO.

Campaña Vamos al Grano

La mayoría de los productores y productoras de maíz (blanco y amarillo) son pequeños productores (91.7% de los productores/as de maíz blanco y 97.1% de los de maíz amarillo). Estos mismos productores/as contribuyen al 67.5% de la producción nacional de maíz (blanco). Sin embargo, la propuesta de presupuesto del Estado para 2009 presenta una reducción de Q14.97 millones en el presupuesto del MAGA, esto equivale al 0.38% del PIB, convirtiéndose en el más bajo de los últimos 5 años.

El incumplimiento de las obligaciones estatales hacia las necesidades concretas de la producción campesina de granos básicos ha provocado que los/as campesinos/as enfrenten cada día mayores problemas para la producción de granos básicos. No existen planes de asistencia técnica adecuados, no existe acceso a crédito agrícola para los campesinos y campesinas y los precios de producción están sujetos a muchos factores externos.

Es importante destacar que el acceso al crédito agrícola afecta mucho más a las mujeres que no cuentan con documentación personal ni de escritura registrada, requisitos necesarios para acceder a un crédito.

No debemos olvidar que las mujeres participan activamente en tareas agrícolas, durante casi todo el ciclo de producción. Su participación es casi igual a la de los hombres en la siembra y superior en la cosecha y post-cosecha, así mismo, se le reconoce un rol central en la selección de los tipos de maíces presentes en las diferentes regiones de Guatemala, dando cuenta del rol de las mujeres en la conservación de los recursos genéticos del maíz.

Pese a lo anterior, no existen correspondencias entre su participación y el acceso a los recursos productivos, así como tampoco tienen acceso a las tierras. Por ejemplo, la Ley de Transformación Agraria mantiene la idea de que el hombre es el jefe de familia, la Ley del Fondo de Tierras no da ni una garantía para que las mujeres puedan tener acceso directo al uso y propiedad de la tierra, lo que en la práctica significa que la mujer queda excluida del acceso al patrimonio familiar agrario. En general, las mujeres que trabajan en el campo son consideradas como mano de obra familiar no remunerada, lo que las coloca en desventaja en el acceso a un crédito o a una asistencia técnica de calidad.

Vamos al grano y actuemos:

“Ningún país del mundo ha salido de la pobreza sin desarrollar primero su agricultura”

Mejorar la producción agrícola es un paso fundamental para que despegue la economía de un país. Sin embargo, en Guatemala la evolución de las cifras de inversión pública y privada en la producción campesina de granos básicos por parte del Estado van totalmente en la dirección opuesta.

A nivel mundial estamos sufriendo la agudización de los problemas de acceso a alimentos, por ello es un momento crucial para que las políticas de Estado se dirijan al fomento de la producción nacional campesina de granos básicos.

Apoyemos la producción campesina de granos básicos

Todos y todas debemos de estar juntos para apoyar la producción campesina de granos básicos en Guatemala.

Las 18 organizaciones que conformamos la campaña “Vamos al Grano, Guatemala en manos de todas y todos” estamos convencidos de que el Estado de la República debe ser el garante del derecho a la alimentación de la población guatemalteca y, por consiguiente, debe dar un apoyo decidido a la producción campesina de granos básicos reconociéndoles sus derechos al acceso de medios de producción, recursos productivos y tecnología, a través de diferentes vías.

En primer lugar, respaldando y aprobando la Ley de Desarrollo Rural Integral.

En segundo lugar, definiendo otras leyes y políticas públicas de fomento a la producción y comercialización de granos básicos enfocadas en la siguiente dirección:

  1. El Estado de Guatemala debe asumir compromisos concretos para destinar mayor presupuesto para la producción y comercialización campesina de granos básicos
  2. El Estado debe definir e implementar un plan de Asistencia Técnica que responda a las verdaderas necesidades y condiciones de hombres y mujeres y debe asignarle presupuesto realista
  3. El Estado debe recuperar el sistema de Almacenamiento público de granos comprados a precios justos y que se fundamentan en los costos de producción a las y los productores campesinos, con el objetivo de ejercer un rol de regulación de precios, con miras a garantizar un sistema de reservas alimenticias. En este proceso, es clave facilitar el acceso a tecnología para la cosecha, potenciando el papel que las mujeres han asumido en este proceso
  4. Se deben facilitar canales de Crédito agrícola para la producción campesina de granos básicos
  5. El Estado debe dar una atención especial a las mujeres productoras de granos básicos y debe reconocer el rol y el aporte productivo directo que realizan
  6. El Estado debe definir planes de asistencia técnica y crediticios que presten especial atención a las demandas de las mujeres productoras

“¡Vamos al grano, Guatemala en manos de todos y todas!"

 

 

El día 3 de diciembre fueron desalojadas 21 familias de la comunidad Q’eqchi’ de Sechochoc, Cobán, Alta Verapaz, por una fuerza policíaco-militar y el Ministerio Público que obedecían a las orientaciones de la supuesta dueña de la finca Campur.

Desde las 10 de la mañana llegaron más de 200 agentes de la Policía Nacional Civil y más de 100 soldados del Ejército de Guatemala quienes ordenados por la Sra. Karin Schleehauf de Casado procedieron a destruir las viviendas de los campesinos y desalojar a hombres, mujeres y niños de la comunidad asentada en las 2 ½ caballerías de tierra.

La orden judicial no indicaba colindancias o mojones ni la ubicación de la finca supuestamente usurpada, sino que el desalojo se hizo únicamente en base de lo que decía la supuesta propietaria. Denunciamos que el Ministerio Público, los jueces y la policía solicitan, ordenan y ejecutan desalojos de comunidades indígenas y campesinas sin verificar la ubicación de las fincas ocupadas e injustamente se dejan llevar por una supuesta propietaria de forma anti técnica y totalmente ilegal.

En este y otros casos anteriores la Policía Nacional Civil no se limita a ejecutar el desalojo sino que procede a destruir las viviendas de los campesinos, lo que no es parte de sus atribuciones. Igualmente, rechazamos la participación del ejército en la ejecución de desalojos a comunidades campesinas en tiempos de paz, siendo esto una violación de los Acuerdos de Paz.

Consideramos que este desalojo fue una medida precipitada y con uso de fuerza desproporcionada: 200 policías y 100 soldados para desalojar a 21 familias campesinas. Asimismo, la orden de desalojo se ejecutó sin esperar la resolución de una cuestión prejudicial que la comunidad campesina planteó en el Juzgado de Primera Instancia Penal de Cobán para conocer el estudio catastral y registral de la Secretaría de Asuntos Agrarios de Chisec y verificar la ubicación, colindancias y mojones de la propiedad.

Denunciamos también que el día de ayer la Sra. Schleehauf, acompañada de dos guardias de seguridad y el administrador, anduvo preguntando por el Asesor Jurídico del CUC, el Lic. Sergio Bel tetón de León, quien durante la diligencia judicial estuvo cuestionando la legalidad de la misma.

Por lo anteriormente expuesto, demandamos:

  • Que el Ministerio Público y jueces, antes de ordenar desalojos, investiguen la situación jurídica de las fincas en coordinación con las instituciones oficiales que tienen que ver con la problemática de la tierra, y no simplemente se deje llevar por acusaciones hechas por supuesto propietarios sin fundamento legal ni técnico.
  • Al Ministerio de Gobernación por la utilización de fuerza desproporcionada para desalojar a comunidades que necesitan tierra para producir.
  • Que el Ministerio de la Defensa se limite a sus funciones y que asuma las recomendaciones del Acuerdo sobre fortalecimiento del poder civil y función del ejército en una sociedad democrática.
  • Que la Secretaría de Asuntos Agrarios asuma su responsabilidad y investigue la situación jurídica de estas tierras.

 

¡Contra los desalojos y la represión: mayor organización!


Cabeza Clara, Corazón Solidario y Puño Combativo
de las y los trabajadores del Campo

COMITÉ DE UNIDAD CAMPESINA –CUC–
MIEMBRO DE CNOC, WAQIB’ KEJ, CLOC Y LA VIA CAMPESINA

 

El Comité de Unidad Campesina –CUC- repudia los ataques violentos cometidos por la Policía Nacional Civil contra campesinos quienes protestaban en las carreteras esta mañana por la falta de cumplimiento del gobierno de sus promesas al sector campesino.

Hoy, desde las 5:00 a.m., miles de campesinos ocuparon tres tramos de la carretera de la Costa Sur, siendo ellos el cruce de Cocales en Escuintla, el cruce del Zarco en Retalhuleu, y Cuatro Caminos de Quetzaltenango.

Los campesinos organizados en CODECA tomaron medidas de hecho al no ver ninguna respuesta a sus demandas planteadas al gobierno: el acceso a las tierras para los campesinos y el desarrollo rural integral, la condonación de la deuda agraria, y justicia para los muertos de la propiedad Nueva Linda.

La respuesta de las autoridades fue brutal y violenta en defensa de los intereses de los cañeros dado que ya se encuentra en marcha la zafra 2008-2009.

En Cocales, a las 9:30 a.m. la Policía Nacional Civil disparó con bombas lacrimógenas y balas contra los más de 4,000 campesinos, entre ellos niños y ancianos, y dejó varios campesinos hospitalizados, heridos y desaparecidos. En el Zarco, Retalhuleu, agentes policiales persiguieron a los dirigentes campesinos. Un número desconocido de campesinos fueron capturados y siguen presos en este momento.

El Comité de Unidad Campesina nos solidarizamos con las compañeras y compañeros de CODECA. Denunciamos el doble discurso del gobierno, que por un lado llama al diálogo social, y por otro lado reprime las protestas de ciudadanos que están haciendo uso de su derecho constitucional de manifestar.

En vez de buscar soluciones y diálogo, el gobierno optó hoy por la violencia y la represión, igual como ha sido su respuesta en casos anteriores: la violencia contra los campesinos del CUC que ocuparon tierras el 30 de junio 2008 ante la crisis alimentaria, la represión contra la población de San Juan Sacatepéquez por su rechazo a la explotación minera en el municipio, y la represión contra las comunidades de Livingston que defienden sus tierras.

Mas información: Comunicado de CODECA

Artículos al azar

Síguenos en

Buscar

CUC TV

© 2017 Derechos Reservados - Comité de Unidad Campesina - CUC -