Comunidades del Valle Polochic encaminan su lucha por la recuperación de la Madre Tierra

Más de 100 familias de Panzós, Alta Verapaz se posesionaron de la finca Miralvalle ubicada al sur de ese municipio. Las y los compañeros campesinos q´eqchies carecen de tierra para cultivar granos básicos que permitan la sobrevivencia de su familia, por ello esta mañana iniciaron el proceso de recuperación de la Madre Tierra que se les fue arrebatada años atrás por terratenientes invasores, en su mayoría de origen alemán.

A partir de 1960 unos pocos alemanes se repartieron las tierras ubicadas entre Tactic y Panzós, despojando de ese recurso a sus legítimos dueños que son las comunidades indígenas q´eqchies. Como resultado de ello a partir de 1978 la finca Miralvalle fue utilizada para la producción cafetalera. En el año 2002 pasó a formar parte de las fincas pertenecientes a la empresa cañera Chabil Utzaj del ingenio Guadalupe para la siembra de caña de azúcar, pero en la actualidad esas tierras no está siendo utilizadas por los terratenientes.

De esta cuenta las más de 100 familias integrantes del Comité de Unidad Campesina –CUC- carentes de tierra y afectados por la pobreza y hambruna que impera en la región decidieron, hoy 15 de noviembre de 2010, iniciar la recuperación de esa finca para hacerla producir y enfrentar la situación de miseria en la que se encuentran sumidas.

Asimismo conocemos que algunos empresarios brasileños están interesados en adquirir la finca Miralvalle y otras que se encuentran cercanas para la siembra de Palma Africana. Lo anterior es alarmante para las y los campesinos del Valle del Polochic porque con esa práctica agroindustrial los empresarios no solo contaminarían el ambiente sino se apropiarían de los ríos que surte de ese vital líquido a las familias de los municipios ubicados en la región.

Ante esa situación demandamos a la Secretaría de Asuntos Agrarios y al Fondo Nacional de Tierras que garanticen y agilicen el acceso a la tierra de las y los compañeros campesinos.

A las organizaciones indígenas y campesinas, hermanas, que se pronuncien a favor de las familias q´eqchies que hoy se han posesionado de la finca Miralvalle y de otros compañeros campesinos que se han asentado en las fincas, Bella Flor, Ocho de Agosto y otras.

A las instituciones de derechos humanos instamos a que estén vigilantes de la posible criminalización que los empresarios puedan hacer de la lucha de las 100 familias que hoy han iniciado su proceso de resistencia, lucha y recuperación de la Madre Tierra.

¡Ocupar, resistir, producir y vencer!

 

Comité de Unidad Campesina –CUC-

Cabeza clara corazón solidario y puño combativo de las y los trabajadores del campo

Artículos al azar

Síguenos en

Buscar

CUC TV

© 2017 Derechos Reservados - Comité de Unidad Campesina - CUC -